Como sabemos el ser humano ha sido el mayor depredador de la historia y nuestro sistema de urbanización ha acabado con la fauna y vida silvestre de los terrenos que ocupamos. Por eso no es de extrañar que de vez en cuando encontremos algunos mamíferos no domesticados dentro de nuestras propiedades.

Es en este momento que es buena idea la reubicación de estos animales con ayuda de verdaderos profesionales. Por lo regular estos animalitos tienen varias guaridas o nidos y rotarán donde pasan el tiempo según el acceso a los alimentos, la época del año y otras consideraciones. Lo único que buscan es su supervivencia.

¿Qué hacer si encuentro fauna salvaje en mi propiedad?

Como siempre, lo primero es mantener la calma y no enfrentarlos, esto podría ponerlos más agresivos.

Intentar golpearlos puede ocasionar que como medida de defensa te ataque.

No dejes tu hogar, es mejor que llames a los especialistas y trates de vigilar el rumbo de este animal, para saber si tiene una guarida dentro de tu propiedad o solo buscaba alimentos. Conocer su rutina ayudará a su pronta captura.

En general, debes dejar que el animal se mueva donde quiera moverse, bloquear su camino puede hacer que se sientan hostigados y enojados. Un zorrillo, por ejemplo, puede lanzar su apestoso líquido.

La reubicación es una herramienta eficaz y fundamental para evitar la proliferación innecesaria de animales que pueden llegar a ser agresivos. Sin embargo, solo conocedores en el área pueden realizarlos, para no lastimar al animal y saber dónde ubicarlos correctamente. Recuerde que ellos solo están buscando refugio y comida. Te invitamos a conocer a llamar a ASESORÍA EN MANEJO INTEGRADO DE PLAGAS, quienes cuentan con este servicio.