El método de aspersión tiene por objeto posibilitar que el plaguicida llegue al máximo de lugares con el mínimo gasto de producto y alta eficacia.

Estos son algunos de los métodos de aspersión.

Aspersión líquida:

El lugar de aplicación determina el equipo y el tamaño de la gota a utilizar, la aspersión es un método eficaz para el control de plagas rastreras y voladoras, el cual se realiza en el perímetro interior y exterior marco de puertas y ventanas, registros eléctricos, registros sanitarios, coladeras.

La aspersión se realiza con equipo de presión previa, boquilla tipo abanico rociando las orillas inferiores y superiores, marcos siguiendo el perímetro del establecimiento poniendo especial atención en rincones, grietas, hendiduras, lugar donde se anidan las plagas, formando así un cordón sanitario y evitando el ingreso o propagación de las plagas no deseadas.

Aspersión motorizada:

Este es otro método de aplicación utilizado en la industria del control de plagas contra termitas, hierbas, plagas en jardín, áreas verdes, salud pública y grandes espacios abiertos, es de mucha utilidad debido a que maneja mayores volúmenes de insecticida que la aspersión líquida.

Artículo creado con información de Trebolfumigaciones.com.